Google
Buscar en BUCEA.org
Web bucea.org
Página de inicio
Mapa índice Web
FOTOGRAFÍA SUBACUÁTICA
Galerías de Fotos Submarinas
Historia y Personajes
Tablas Deco
Física
Técnica
Fisiopatologías
Legislación
Actividades
Mostar Categorías
Artículos + populares
Publica tu artículo
FOROS
Noticias de Actualidad
Tablón de Anuncios
Compra-Venta de Material de 2ª mano
Correo Web Gratis
Directorio de Centros, Tiendas, Clubs...
Añadir Servicio
Indice de enlaces
Añadir enlace
eFisioterapia
Ole Mis Webs
OratgeNet.com
RumboNautico

 inicio > artículos de buceo > fisiopatologias

Enfermedad Descompresiva

Este artículo ha sido leído 32714 veces.
Versión Imprimible: Versión Imprimible
Leer/Insertar Comentarios: Leer/Insertar Comentarios
Recomendar este artículo: Recomendar este artículo
CALIFICACIÓN MEDIA:
Puntuación media:9.06

¿ QUÉ ÉS LA ENFERMEDAD DESCOMPRESIVA (E.D.) ?

La ED es el resultado de la aparición de burbujas de nitrógeno (u otros gases inertes) en los tejidos del cuerpo como consecuencia de la disminución de presión. El cambiar a un ambiente con menor presión provoca que todos los tejidos del cuerpo empiecen a liberar el nitrógeno que llevan disuelto y que por la disminución de presión (Ley de Henry) ya no pueden retener. Si la cantidad de nitrógeno liberado es excesiva, se formaran burbujas que al entrar en la circulación sanguínea pueden provocar tapones y coágulos. Las obstrucciones que sufren los vasos sanguíneos, principalmente los capilares, impide que los tejidos puedan recibir la sangre y con ella el oxígeno vital. Los tejidos nerviosos son particularmente sensibles a la falta de oxígeno. Dependiendo de cuales sean los tejidos afectados se establecen dos tipos de ED.

 

¿ QUE TIPOS DE ED EXISTEN ? ¿ EN QUÉ SE DIFERENCIAN ?

La ED tipo I (menos grave) hace referencia a problemas o dolores musculo-esqueléticos y cutáneos. Mientras que la ED tipo II (más grave) se refiere a problemas neurológicos, del oído interno y cardiopulmonares. La ED tipo I no supone un peligro vital, pero la ED tipo II supone una amenaza mortal y que también puede dejar secuelas graves (parálisis). La ED tipo I y tipo II puede o no presentarse al mismo tiempo.

 

¿ CUALES SON LOS SÍNTOMAS ?

El mayor problema para reconocer la ED está en que no tienen porque aparecer todos los síntomas, y algunos de ellos son idénticos a otros problemas no relacionados con la ED.

ED Tipo I (musculoesqueléticos y cutáneos): manchas en la piel, picores, dolores musculares desde una ligera molestia a un dolor más profundo como si fuera un desgarro, y dolores en las articulaciones.
ED Tipo II (neurológicos, cardiopulmonares): vértigo, ahogo, sofocación, trastornos en el habla (dislexia, tartamudez, etc.), problemas de visión (visión doble, disminución del campo visual, ceguera, etc.), adormecimiento, hormigueo, debilidad muscular, parálisis, convulsiones y muerte.

 

¿SE PUEDE PREVENIR?

La mejor y única prevención es seguir las tablas de descompresión (que para eso se hicieron), respetando tanto las paradas como la velocidad de ascenso establecidas en ellas. Pero hay que tener en cuenta que no son seguras al 100%. También existen una serie de factores que hacen aumentar las probabilidades de padecer una ED.

 

¿ CUALES SON LOS FACTORES DE RIESGO ?

Las tablas de descompresión se hicieron para que el buceador pueda eliminar el exceso de nitrógeno acumulado en sus tejidos (Ley de Henry) en el menor tiempo posible sin peligro. Pero si alteramos la forma en que los tejidos de nuestro cuerpo absorben y eliminan normalmente el nitrógeno, corremos una mayor probabilidad de sufrir la ED aún habiendo seguido escrupulosamente las tablas. Estos factores de riesgo son el frío, el alcohol, la obesidad, la edad, el cansancio, el ejercicio físico durante y posterior a la inmersión y el consumo excesivo de aire. Para las personas con estos factores de riesgo lo mejor es no hacer inmersiones que requieran paradas de descompresión e incluso, todavía mejor, no acercarse a la curva de seguridad, de lo contrario habrá que establecer las correcciones oportunas en los cálculos de descompresión.

 

¿ QUE ES LO QUE NO SE PUEDE HACER DESPUÉS DE UNA INMERSIÓN ?

En las siguientes dos horas después de finalizada una inmersión es conveniente no hacer ningún tipo de actividad física. De lo contrario al activar nuestro metabolismo y aumentar el ritmo cardíaco podríamos provocar un accidente de descompresión. Menos recomendable es bucear a pulmón después de hacer escafandrismo.
Tampoco se debería viajar en avión, aunque este presurizado, ya que normalmente se presurizan al equivalente a más de 2.000 metros de altura. Normalmente se considera que deben transcurrir 12 horas hasta poder ir en avión, o incluso 24 horas para inmersiones con descompresión o sucesivas.
Por último, tener en cuenta que tampoco hay que subir montañas después de bucear, la disminución de presión sería peligrosa. Esto, sobretodo, es más problemático para aquellos que después de bucear y de camino a casa tiene que cruzar una zona montañosa y algún puerto de montaña.

 

¿ CON UN ORDENADOR DE BUCEO PUEDO EVITAR LA E.D. ?

El ordenador es una herramienta utilísima, casi imprescindible, pero no hay que olvidar que siempre se bucea con la cabeza. Los ordenadores más modernos hacen múltiples cálculos y realizan las correcciones oportunas, pero no pueden tener en cuenta todos los factores de riesgo ni lo que haces después de la inmersión. Además un ordenador siempre se podría averiar en el momento más inoportuno.

 

¿ EN QUE MOMENTO SUELE APARECER LA E.D. ?

Los primeros síntomas podrían aparecer antes de llegar a la superficie, pero se trataría de un caso muy grave y dada las características del buceo deportivo muy poco probable. Lo normal es que los primeros síntomas aparezcan después de finalizada la inmersión y ya en superficie. De los cientos de casos estudiados por la marina de los EE.UU. , el tiempo que tardan los afectados en sufrir los primeros síntomas después de finalizar la inmersión es el siguiente:

- Un 42% en la primera hora.
- Un 60% en las 3 horas siguientes.
- Un 83% en las 8 horas siguientes.
- Un 98% en las 24 horas siguientes.

Aunque raro, un buceador podría sufrir la E.D. al día siguiente de haber buceado.

 

¿ CÓMO SE TRATA LA E.D.?

La única terapia es la recompresión. Trasladar inmediatamente al buceador afectado a una cámara hiperbárica con personal medico capacitado. Solamente si el paciente sufre otros problemas más graves (Por ejemplo: heridas graves causadas por animales peligrosos, neumotorax, etc) se podría demorar el traslado a la cámara hiperbárica. Al recomprimir al afectado se consigue reducir el tamaño de las burbujas, de forma que aquellas que están taponando las arterias dejen de hacerlo o que esas obstrucciones afecten al menor número de tejidos, permitiendo llegar la sangre a la mayor cantidad de células. Hasta que llegue a la cámara hiperbárica, durante el traslado, el afectado debe permanecer acostado y respirar oxígeno medicinal al 100%. Como la ED produce una disminución del plasma sanguíneo es conveniente darle de beber líquidos (excepto bebidas gaseosas). Si el traslado se efectúa por avión o en helicóptero, éste no debería de volar a más de 300 metros de altura, ya que la disminución de la presión atmosférica conforme aumenta la altitud agravaría la situación del paciente. No debe administrase ninguna droga para aliviar el dolor, ya que esto dificultaria su posterior examen médico para el tratamiento correcto en la cámara hiperbárica.

 

¿ BUCEAR CON NITROX EVITA LA E.D. ?

Con el nitrox NO se evita la ED, pero al utilizar mezclas hiperóxicas con menos nitrógeno, hace que la cantidad de nitrógeno absorbido por nuestro cuerpo sea menor y por tanto reduce el riesgo de ED pero no lo elimina completamente.

 

¿ QUÉ SON LAS BURBUJAS SILENCIOSAS ?

Con la aparición de las técnicas Doppler que permiten detectar burbujas que pasan por el corazón, se descubrió que muchas veces al finalizar una inmersión en la que se respetaban los parametros de las tablas, aparecían burbujas en el sistema circulatorio de los buceadores aunque éstas no representaban ningún síntoma o problema. A esas microburbujas que por su tamaño y cantidad no suponen ningún peligro para el buceador se les denominan burbujas silenciosas.

subir Arriba


inicio # mapa web buceo # condiciones de uso # acerca de... # colaboraciones y agradecimientos

Webmaster: Javier Palacios | Fotografías: Jean Pastora & Isa Saudemont
Información Técnica: Alberto Palacios | Noticias y Actualidad: David Pau

La información ofrecida en www.BUCEA.org no pretende en ningún momento sustituir la formación de los cursos correspondientes. Resolución mínima 800x600.

BUCEA.org desde el 27 de Abril de 2000. Última modificación: 3 de diciembre de 2006.
Versión 3.0 - © BUCEA.org 2000-2007